El sunomono es un tipo de ensalada en el que los ingredientes pasan por un breve periodo en vinagre, sometiéndose a un ligero encurtido. La idea es conseguir un plato lleno de sabor y que mantenga todavía la frescura de los ingredientes; un equilibro de lo más crujiente.

El más popular en Japón es el sunomono de pepino y gambas.

Región: Asia – Japón
Servicios: 4
Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 15 minuntos
Tiempo de cocinado: 15 minutos
Fuente:
 recetasjaponesas.com

Ingredientes

  • 16 gambas frescas
  • 1 pepino
  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 trozo de unos 2 cm de jengibre fresco
  • 1 cucharada de semillas de sésamo blancas
  • Sal

Preparación

Pela el pepino, pártelo en dos mitades, cortando a lo largo y extráele las pepitas con una cucharilla. Córtalo en medias lunas finas, sálalo abundantemente y déjalo al menos cinco minutos en reposo. Después, lávalo para eliminar la sal y sécalo con papel de cocina absorbente.

En un cazo pon agua a hervir con una pizca de sal. Echa las gambas y cuécelas a fuego lento durante dos minutos o hasta que compruebes que estén hechas. Escúrrelas y déjalas enfriar sumergidas en agua. Cuando estén frías pélalas, sin quitarle la cola, y extráeles el conducto intestinal.

Ralla el jengibre y mézclalo en un cuenco grande con el vinagre de arroz, la salsa de soja y el azúcar, removiendo bien hasta que el azúcar se disuelva. Echa las gambas y el pepino en la mezcla y mételo en la nevera durante una hora para que se adobe.

Tuesta en una sartén las semillas de sésamo durante unos tres minutos, agitando con suavidad y cuidando de que no se quemen.

Saca el pepino y las gambas del adobo y escúrrelos. Sirve en raciones, sazonándo con las semillas de sésamo.