ramen-principiantes

El ramen es uno de los platos más populares entre os jóvenes japoneses. Hasta hace pocos años era un plato desconocido en nuestro país, y a menudo se confundía con el ramen instantáneo que venden en algunos supermercados. Esos fideos también son ramen sí, pero el casero es bastante más complejo de preparar y requiere de algo más de tiempo que los 3 minutos del instantáneo. El secreto para un buen ramen: el caldo. A mayor tiempo de cocción, mayor sabor, por eso un ramen tradicional lleva de horas de preparación.

De hecho, cuando les pedí a mis amigos japoneses que me enseñasen a preparar ramen, incluso los más cocinetas, no lo habían preparado nunca en casa, porque no disponen de tanto tiempo para emplearlo en la cocina.

El ramen tradicional se compone esencialmente de 5 partes: los fideos, el caldo, el Tare (marinado), el “topping” y el aceite aromatizado. El caldo, que normalmente requiere de varias horas de cocción, lo haremos en pocos minutos. El tare se cocina durante 30 minutos y luego se deja reposar un rato más con ingredientes añadidos. El huevo se hierve y luego se macera durante al menos tres horas en una mezcla de salsa de soja y mirin, (te lo explico en mi receta de ajitsuke tamago).

Por eso hoy te traigo una receta de ramen más sencillo, adaptando las recetas tradicionales para una elaboración menos compleja y m’as corta. Cuando le hayas cogido el truquillo, te animo a que te aventures con un auténtico shoyu ramen.

Región: Asia – Japón
Servicios: 1
Dificultad: Baja
Tiempo: 20 minutos

Ingredientes

  • 125-150g de fideos para ramen (fideos chuka)
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • ½ cucharadita de caldo de pollo concentrado
  • ½ cucharita de dashi en polvo
  • ½ cucharadita de jengibre rallado
  • 1/3 pimienta negra molida

Toppings

  • 1 huevo
  • 2 tiras de panceta de cerdo
  • cebolleta
  • brotes de soja (mejor si son frescos)
  • 1-2 setas shiitake
  • Menma (opcional)
  • 1 alga nori

Preparación

Prepara el huevo. Pon agua a hervir en un cazo, sumerge el huevos y cocínalo durante 5 minutos a fuego medio. Para evitar que el huevo se resquebraje, pincha la base de la cáscara con una aguja o chincheta antes de cocinarlo.

Una vez cocidos durante ese tiempo, recógelo y sumérgelo en agua helada para detener la cocción. Quítale la cascara, parte por la mitad longitudinalmente y reserva..

Prepara la panceta. Frie la panceta en una sartén con aceite vegetal, vuelta y vuelta. Debe quedar hecha por dentro y por fuera pero sin llegar a tostarse. Reserva

Prepara el resto de toppings. Hierve las setas durante 1 minuto, corta la cebolleta en rodajas, el alga nori en 4 y reserva estos ingredientes y el menma.

Prepara el caldo. Lleva a ebullición 500 ml de agua. En un cuenco hondo, pon el caldo de pollo concentrado, la soja, el dashi, el jengibre y la pimienta. Añade el agua hervida y mezcla.

Prepara los fideos. Pon agua abundante en una olla, lleva a ebullición, añade los fideos y cuécelos durante aproximadamente 1 minuto, a fuego medio-alto. Una vez cocinados, escúrrelos bien y añádelos al caldo que habías preparado en el anterior paso. Ojo, aunque los veas muy largos, no caigas en la tentación de cortarlos.

Emplatado

Al bol con fideos, añádele los toppings, dispuestos sobre los fideos pero sin mezclar entre ellos. Puedes comenzar poniendo los brotes de soja en el centro formando una montañita y alrededor, el huevo, la cebolleta, la seta, el menma y la panceta.

Termina decorando con un trozo de alga nori. Itakakimasu!