Otoño es tiempo de castañas. El aroma de las castañas asadas en la calle a menudo anuncia la llegada del frio. No es fácil resistirse a ellas ya que nos ayudan a entrar en calor y están exquisitas pero, además, tienen muy bienas propiedades.

100 gramos de castañas contienen 2,6 gramos de grasa y aportan tan sólo 20 calorías, lo que las convierte en uno de los frutos secos menos calóricos. Aportan ademaás fibra y vitaminas del grupo B.

En la cocina apetece usarlas en sabrosos y aromáticos guisos y una de mis formas favoritas de consumirlas es con setas. Puedes preparar con ellas un guiso de ave o simplemente una salsa para acompañar todo tipo de platos.

Región: Europa – España
Servicios: 4
Dificultad: Media
Tiempo: 1 hora
Autor: Elena Paracuellos

Ingredientes

  • 1 kg de alitas y muslitos de pollo
  • 250 g de trompetillas amarillas (Cantharellus lutescens)
  • 150 g de castañas
  • 1 cebolla, cortada en juliana
  • 6 dientes de ajo, enteros
  • Brandy o coñac
  • Tomillo
  • 100 ml de agua o caldo de pollo
  • AOVE

Preparación

Raja un poco las castañas por la mitad sin llegar a partirlas y cuécelas con su cáscara en abundante agua hirviendo durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, lávalas bajo el grifo y pélalas inmediatamente. Reserva.

Salpimienta el pollo. En una olla suficientemente grande, calienta un chorrito de aceite de oliva y dora el pollo durante unos minutos. Saca de la olla y reserva.

En esa misma olla, pocha la cebolla y el ajo. Cuando la cebolla tenga un color dorado, añade un chorrito de brandy y deja reducir a fuego bajo durante unos 5 minutos.

Añade las trompetillas y cocina durante otros 5 minutos o hasta que las setas estén tiernas. Añade ahora el pollo, las castañas, el tomillo y 100 ml de agua o caldo de pollo y cocina tapado a fuego medio durante 45 minutos.

Saca algunas castañas de la olla y un poco de cebolla y tritura con ayuda de una batidora. Añade de nuevo esta mezcla a la olla para espesar el guiso y sirve.

 

Tips

Es importante pelar las castañas nada más enfriarlas para evitar que la pielecilla que separa la cáscara y la castaña se adhiera a la carne. Si tardamos más, será muy complicado despegarla. Puedes ayudarte de una cuchara para despegar esta pielecilla.

Te recomiendo usar siempre pollo de corral (el de color más amarillento) para asegurarte de consumir un producto de calidad y con pocos antibióticos y porque es un producto mucho más sano y sabroso que el pollo normal blanquecino que venden en las grandes superficies. Puedes encontrar pollo de corral en un mercado de barrio.

Las alitas es una parte del pollo que contiene poca carne pero su piel desprende mucho sabor. Asegúrate de que queden bien doradas cuando las sofrías antes de añadirlas al caldo.

Si no encuentras trompetillas amarillas, puedes usar otro tipo de setas de temporada como las trompetillas de la muerte o los rebollones.

Como todos los guisos, cuanto más rato esté haciendo «chup chup » a fuego bajo, más sabor obtendrás. Si decides usar una olla exprés, modifica al doble la cantidad de agua y reduce a la mitad el tiempo de cocción, es decir, 200 ml de agua y 20 minutos de tiempo de cocción.