gyudon

El gyudon (牛丼) es uno de los donburi más populares y fáciles de encontrar por todo Japón. En este caso, consiste en finas láminas de carne de ternera y cebolla cocinadas en salsa sobre una base de arroz. Existen muchos restaurantes especializados en este plato que lo sirve a precios muy competitivos (menos de 10€). Y si te apetece cocinarlo en casa, esta receta de gyudon casera te ayudará.

El nombre del plato expresa fielmente de qué se trata. Y es que gyu significa «vaca» y hace referencia a su proteína principal, mientras que don es la versión corta de donburi, un cuenco de arroz con alguna proteína por encima. En cualquier caso, es un fantástico ejemplo de comida rápida japonesa, para cuando no quieres gastar mucho o no quieres tardar mucho en comer.

Región: Asia – Japón
Servicios: 2
Dificultad: Baja
Tiempo: 30 minutos

Ingredientes

  • 200 gr de carne de ternera cortada en tiras finas
  • ½ cebolla
  • 2 porciones donburi de arroz
  • 1 taza de caldo dashi (tienes la receta aquí)
  • 2 cucharadas de sake
  • 1 ½ cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de mirin
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • Tallo verde de una cebolleta
  • Un poco de beni-shoga (jengibre rojo encurtido)
  • Shichimi togarashi (siete especias japonesas picantes)

Preparación

Prepara el arroz. Lava el arroz en abundante agua fría varias veces para eliminar el almidón, cambiando el agua cada vez hasta que el agua salga transparente y escurre el arroz.

Pon el arroz en un cazo y cúbrelo con agua de manera que, al poner la mano plana sobre el arroz, el agua te cubra toda la palma. Deja reposar unos 10 minutos.

Tapa el cazo y cocina a fuego medio durante otros 10 minutos. Cuando hierva, baja el fuego al mínimo y deja cocer otros 10 minutos más.

Finalmente, aparta del fuego y deja reposar otros 10 minutos.

Prepara la carne, cortándola en tiras pequeñas que puedan comerse fácilmente con palillos.

Pela y corta la cebolla en juliana.

Pon una olla al fuego con el caldo dashi y el sake y llévalo a ebullición. Cuando hierva la mezcla, añade la cebolla cortada y deja cocer unos minutos a fuego medio hasta que la cebolla esté tierna.

Baja el fuego y añade la carne poco a poco, separando los trozos entre ellos con unos palillos de cocina o una cuchara de madera. Cuando la carne se vaya volviendo blanca, añade el mirin y el azúcar. Remueve bien para conseguir que tanto la carne como la cebolla se mezclen con los ingredientes líquidos.

Deja cocer todo a fuego medio durante unos 5 minutos, quitando la espuma con la ayuda de una espumadera.

Sin retirar del fuego, añade la salsa de soja y deja cocer a fuego medio-bajo hasta que más de la mitad del líquido haya reducido.

Sirve el arroz en boles y coloca la mitad del preparado de carne y cebolla en cada bol por encima del arroz. Vierte también parte de la salsa.

Para decorar, y de manera opcional, espolvorea un poco de shichimi togarashi, un puñado de beni-shoga y un poco del tallo verde de una cebolleta.

Tips

  • Es importante que uses carne de ternera cortada en filetes muy finos. De lo contrario, la carne no se cocinará bien y no tendrá ni el sabor ni la textura apropiada. Por ello, puedes comprarla ya cortada para carpaccio, que es relativamente fácil de encontrar en supermercados.
  • Si puedes pedirla en tu supermercado o carnicería de confianza, usa un corte de carne que tenga algo más de grasa que la que se suele usar para carpaccio. Si la carne tiene un aporte mayor de grasa, ésta se deshará al cocinar y se mezclará con la salsa, quedando todo más sabroso y jugoso.
  • En Japón, es común verter encima del gyūdon un huevo crudo batido, aunque no es parte de la receta básica. El huevo crudo mezclado con la ternera y la cebolla y la salsa hace que se potencien todos los sabores.